Qué me ofrece un agente inmobiliario

Qué me ofrece un agente inmobiliario

Comprar un piso, alquilar un apartamento o vender tu casa rápido es un proceso más complicado de lo que parece. Por eso, trabajar (y confiar) en un agente inmobiliario te beneficiará. ¿Quieres saber por qué?

Real Estate Manager (o profesional inmobiliario): qué es y qué hace

Un agente inmobiliario es la persona de confianza que te acompaña en el proceso de comprar, vender o alquilar una vivienda. Gestiona cada una de las fases y se encarga de que no tengas que preocuparte por nada.

Un agente inmobiliario es una persona física que se dedica a prestar servicios de mediación, asesoramiento y gestión en transacciones inmobiliarias relacionadas con: la compraventa, alquiler, permuta o cesión de bienes inmuebles y de sus derechos correspondientes, incluida la constitución de estos derechos.

Visita propiedades, redacta los contratos, estudia la situación del mercado, pacta las condiciones de venta, te asesora del precio de los inmuebles, negocia con “la otra parte”… Estas son algunas de las funciones que desarrolla en su día a día un agente inmobiliario.

¿En qué me beneficia trabajar con un agente inmobiliario?

Un agente inmobiliario hace que todo el proceso sea sencillo.
El agente inmobiliario tiene la capacidad y la experiencia para negociar las mejores condiciones de venta o compra de un inmueble. Confiar en un profesional inmobiliario te ayudará a encontrar en el menor tiempo, las mejores oportunidades 😉

  1. Conoce el mercado mejor que tú. Es un profesional del sector y, por tanto, controla la situación: sabe cuáles son los precios del mercado, conoce a la competencia, tiene una lista con posibles clientes potenciales…
  2. Te ahorra tiempo y preocupaciones. Debido a que sabe cómo está en mercado y dónde moverse, irá directo al grano. Identificará a los interesados y seleccionará las visitas. Sabe distinguir lo bueno de lo malo.
  3. Se encarga del papeleo. Conoce todos los documentos que debes presentar en cada una de las fases y te ayudará para completar cada uno de ellos.
  4. Colabora con otros profesionales. Si trabajas con un profesional que colabora con una MLS, tendrás más posibilidades (tanto de compra como de venta). Un abanico de inmuebles mucho más amplio y mucha más promoción y publicidad. Además, tiene un círculo cercano de otros profesionales que pueden ayudarte en el proceso: abogados, notarios, gestores, etc.
  5. Maneja la negociación. Presentará la oferta al vendedor y negociará con él para que consigas las mejores condiciones.

Estas son algunas de las razones por las que, contar con un agente inmobiliario en cualquiera de los procesos de venta, compra o alquiler de una vivienda, siempre suma.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.