Alquiler con opción a compra, ¿te interesa?

Alquiler con opción a compra, ¿te interesa?

Has decidido independizarte y hace días que te ronda la misma pregunta: ¿compro o alquilo? Nosotros hoy queremos hablarte de una tercera opción que puede que no hayas contemplado. ¿Has oído hablar del alquiler con opción a compra? ¿Por qué esta opción puede resultarte interesante?

¿Qué es el alquiler con opción a compra?

El alquiler con opción a compra le otorga al inquilino la posibilidad de comprar la vivienda pasado un periodo de tiempo fijado.

El alquiler con opción a compra, como en un alquiler normal, permite al inquilino vivir en la vivienda pagando mensualmente unas cuotas. La ventaja es que, pasado un período de tiempo establecido con el propietario, el inquilino tiene derecho a comprar la vivienda. Además, si el inquilino decide comprar la vivienda, en el pago, se le descontarán el total de las mensualidades pagadas (o parte de ellas).

Por lo general, el inquilino debe desembolsar una cantidad en la entrada y esta dependerá del precio de venta. Es una forma de demostrar el interés real del inquilino.

Ventajas para el inquilino

  • Si está a gusto en la vivienda y quiere comprarla, tiene exclusividad y prioridad en la compra.
  • Conoce la casa antes de comprarla: la viviendas, a los vecinos, las zonas comunes, el entorno…
  • Toda la inversión que hace en la vivienda durante el periodo del alquiler, no lo pierde: se descuenta en el precio final de la compra.

Ventajas para el propietario

  • Tiene (casi) asegurada la venta de la casa.
  • Gana dinero con el alquiler desde el primer momento.
  • Sigue teniendo derecho a ventajas fiscales mientras dura el contrato.
  • Su vivienda está ocupada y sabe que el inquilino cuidará la casa.
  • Si, finalmente, el inquilino no quiere comprar la casa, se queda con la prima desembolsada al principio.

¿Cómo es el contrato de alquiler con opción a compra?

El contrato de alquiler con opción a compra es un poco atípico, ya que es un contrato doble. Debe integrar la parte del alquiler y la parte de compraventa. Este modelo de contrato no aparece en el Código Civil, pero está aceptado y contemplado en el Reglamento Hipotecario y en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

Estos son los datos que debe contener el contrato obligatoriamente:

  • Objeto del contrato
  • Precio de alquiler mensual que debe abonar el inquilino
  • Precio de venta de la vivienda.
  • Período de tiempo en el que el inquilino puede alquilar la vivienda.
  • Período de tiempo en el que el inquilino puede ejercer su derecho a compra.
  • Quién se encarga de los gastos de comunidad, arreglos o reformas de la vivienda.
  • Porcentaje de las cuotas pagadas durante el periodo de alquiler que se descontarán del precio de la vivienda.
  • Cantidad de la prima a abonar, habitualmente es un porcentaje del precio de venta de la vivienda.

¿Quieres más información sobre el alquiler con opción a compra? ¿Quieres ver qué viviendas están disponibles?

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.