Clasificación del suelo: urbano, urbanizable y no urbanizable

Clasificación del suelo: urbano, urbanizable y no urbanizable

Si estás pensando en adquirir un terreno para construir tu futura casa debes de saber que dependiendo del suelo podrás llevar a cabo la construcción o no. Es importante conocer la clasificación y calificación urbanística, ya que dependiendo de éstas podrás edificar o no. En este post te contamos todo sobre los tres tipos de suelo más frecuentes entre los que hay que distinguir: suelo urbano, suelo urbanizable y suelo no urbanizable.

Clasificación y calificación
Por un lado, la clasificación urbanística es la división del suelo en las categorías de tipos de suelo: urbano, urbanizable y no urbanizable. Por otro lado, la calificación urbanística es la adscripción del suelo a una determinada zona y hace referencia a su uso y posibilidades edificatorias.

Clasificación del suelo

Suelo urbano

Su característica más destacada es que este tipo de suelo debe disponer de los servicios urbanísticos básicos como son el acceso rodado por vía urbana, saneamiento, el suministro de energía eléctrica y evacuación de aguas. Además, debe cumplir con la consolidación edificatoria. También, debe seguir con las especificaciones propias del planteamiento urbanístico municipal y cumplir con la normativa urbanística del lugar en que se sitúe el suelo.

Dicho de otra forma, más sencilla, el suelo urbano se encuentra en aquellas zonas donde se puede construir y están preparadas para ello.

Dentro del suelo urbano se pueden distinguir: suelo urbano consolidado y suelo urbano no consolidado.

El suelo urbano consolidado es aquél que se encuentra en la ciudad y no requiere de una nueva distribución urbanística. Además, las edificaciones en este tipo de suelo se pueden llevar a cabo solo con la licencia.

El suelo urbano no consolidado es aquél que sí requiere de una nueva transformación urbanística. Este tipo de suelo se ubica en la ciudad, y solo será posible edificar sobre él si se realizan reformas y transformaciones de urbanización en la zona.

Suelo urbanizable

Su característica principal es su carácter transitorio. Son aquellas zonas en donde se podrá construir en un futuro, pero aún no está preparada la zona a la que pertenecerá el terreno.

Dentro del suelo urbanizable se pueden distinguir: el suelo urbanizable sectorizado o no sectorizado.

El suelo urbanizable sectorizado, se trata de un terreno en el que se permite la edificación sin trabas porque se incluye en el programa del plan municipal.

El suelo urbanizable no sectorizado, se trata de un tipo de terreno en el que sí es posible edificar, pero hay que cumplir ciertas condiciones relacionadas con la protección ambiental de la zona en la que se encuentre.

Suelo no urbanizable

La principal característica de este tipo de suelo es que, el plan de ordenación urbanística lo excluye por ser una zona no apropiada para desarrollarse una futura urbanización. Es decir, son aquellas zonas rurales o áreas verdes, suelos protegidos, en los que, por varios motivos, no se permite la edificación sobre ellos. Dentro de estos terrenos se incluyen también los rústicos.

¿Qué suelos son no urbanizables?

Este tipo de suelo puede estar protegido por varios motivos: históricos, arqueológicos, científicos, paisajísticos o estar destinado a la ganadería. La gran diferencia entre los suelos rústicos y el resto de suelos no urbanizables, es que sobre estos últimos si es «posible» edificar instalaciones, siempre que sean necesarias para las personas que trabajan en ese terreno.

¿Cuánto cuesta un terreno dependiendo de su clasificación?

El suelo urbano sería el más caro de los tres ya que, es el único que está preparado para construir. Luego, le seguiría el suelo urbanizable, en el cual en un futuro estará preparado para poder llevar a cabo una construcción, y finalmente, el no urbanizable, en el cual no se permite construir.

Dentro del suelo urbano, el valor del suelo urbano consolidado sería más elevado que el del suelo urbano no consolidado. Esto se debe a la imposibilidad de edificar momentáneamente sobre el mismo y que para comenzar la construcción, el propietario deberá llevar a cabo las tareas de transformación urbanística según las reglas municipales, y todo a su costa. Además, el propietario tendrá la obligación de ceder suelo al Ayuntamiento con los fines de urbanizar.

Ahora ya conoces un poco más sobre la clasificación de los terrenos, sus características más destacas y su valor. Si necesitas más información sobre el tema o cualquier otro, ponte en contacto con nosotros y te ayudamos en todo lo que necesites.

 

 

Fuente de las imágenes: 1, 2

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Información básica en protección de datos.- Conforme al RGPD y la LOPDGDD, GLOBAL PROPIEDAD GESTIÓN, S.L. tratará los datos facilitados, con la finalidad de contestar las dudas y/o quejas planteadas a través del presente formulario y facilitar la información solicitada. Siempre que nos lo autorice previamente, enviaremos información relacionada con los servicios ofrecidos por GLOBAL PROPIEDAD GESTIÓN, S.L. Podrá ejercer, si lo desea, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad.

 

ENTIENDO Y ACEPTO el tratamiento de mis datos tal y como se describe anteriormente y se explica con mayor detalle en la Política de Privacidad. (Su negativa a facilitarnos la autorización implicará la imposibilidad de tratar sus datos con la finalidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Abrir chat
¿Te podemos ayudar?
Hola,

¿En qué podemos ayudarte?