Comprar o alquilar un piso, ¿qué te interesa?

Comprar o alquilar un piso, ¿qué te interesa?

¿Comprar o alquilar un piso? Lo cierto es que no existe una opción mejor que otra, sino que depende de cuál sea tu situación y tus necesidades.

¿Comprar o alquilar? Te ayudamos con la elección

¡Vayamos por pasos! Lo mejor, antes de tomar una decisión tan importante como puede ser la compra de una casa, es que reflexiones sobre el aquí y el ahora. Que analices cuál es tu estado personal, profesional y financiero. Es importante que no te precipites o te dejes llevar por el impulso del momento. Esta puede ser la mejor decisión de tu vida o, por el contrario, puede convertirse en un dolor de cabeza.

Por eso, estas son algunas preguntas claves que debes responderte y que te ayudarán a resolver el tema y tomar la mejor decisión. ¡Apunta!

  • ¿Tienes claro que quieres vivir ahí para siempre?
  • ¿Cuánto dinero tienes ahorrado?
  • ¿Puedes permitirte comprar una vivienda?
  • ¿Cuánto puedes pagar por tu nueva casa?
  • ¿Vas a asumir el gasto solo/a?
  • ¿Es el momento adecuado?

comprar o alquilar un piso

Ventajas (y desventajas) de comprar o alquilar un piso

Esta es la frase que más veces oímos al cabo del mes: ¿qué opción me conviene según mi perfil?

Nosotros podemos asesorarte sobre ello y traerte a la realidad. Cada una de las opciones tiene sus pros y sus contras. ¡Veamos!

Alquilar un piso

En positivo:

  • La razón más valiosa del alquiler es que… ¡Puedes cambiar de opinión! Si decides vivir en un lugar, pero luego no te encaja (o quieres cambiar de ciudad o tu vecino no te lo pone fácil), puedes cambiar de vivienda.
  • Menos trámites, menos papeleo. Con un simple contrato de arrendamiento será suficiente.
  • El propietario de la vivienda se hace cargo de los gastos de mantenimiento.

En negativo:

  • El precio del alquiler, hoy en día, ha aumentado. Alquilar una vivienda resulta un poco más cara que años atrás.
  • Todo tiene que pasar por el propietario. Necesitarás permiso para pintar o hacer cualquier reforma en el inmueble. Puede que esto no te permita tener la vivienda a tu gusto y crear un hogar real.
  • La vivienda no es tuya (a pesar de que lleves bastante tiempo viviendo en ella).

Comprar una casa

En positivo:

  • La vivienda es tuya y puedes hacer con ella lo que quieras. La tendrás a tu gusto y podrás realizar los cambios que consideres necesarios.
  • A largo plazo, el mercado tiene a revalorizarse. Además de aumentar tu patrimonio.

En negativo:

  • Debes tener en cuenta todos los gastos asociados a la compra y el mantenimiento de la vivienda.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.